martes, 28 de agosto de 2012

Ruta Por Las Riberas Del Ulla


Una vez más hemos viajado hasta el concello coruñés de Touro, concretamente a Ponte Basebe para realizar la ruta conocida como PRG 93 o también Riberas Del Ulla.
Se trata de una preciosa senda, con alguna que otra dificultad en cuanto a desniveles se refiere, y  en donde el río Ulla cobra principal protagonismo, de ahí el nombre del sendero.
 Empieza, como ya he dicho en Ponte Basebe, coincidiendo con el inicio de la ruta “Dos tres Ríos” o PRG 121, de la cual ya hemos hablado aquí en El Blog Grupo De Andainas Rías Baixas, y llega hasta San Pedro De Ribeira.
 Su recorrido, lineal, es de 12,8 km, aunque nosotros no hemos finalizado todo el tramo, sino que al llegar al lugar conocido como “Pozo do Pego” hemos regresado al punto de partida, para recorrer un total de 22 km
 Esta vez se camina por el margen derecho del Río Ulla que nos acompañará a lo largo de nuestro paseo, ya silenciosamente cuando camina manso como un cordero, ya haciéndose notar con su rugido de león en los casi constantes rápidos que tiene que sortear. 
Y a cada paso nos vemos sorprendidos por la belleza que nos rodea: caminos de tierra, bosques de ribera, “carballeiras”, pinares, fraguas, conjuntos de alcornoques, 
encinas, árboles fantasmagóricos, caminos de carros, veredas empedradas, escondidas y maravillosas cascadas como la “Fervenza Do Inferniño”, 
sendas de pescadores, viejos molinos, y el ya mencionado “Pozo Do Rego”, un paraje natural en donde el Ulla forma un amplio y profundo remanso del que se cuentan muchas historias como la que dice allí, las aguas forman un remolino del que los nadadores no logran escapar, y después de ser tragados van a salir río abajo como si de un placentero viaje bajo las aguas se tratase... Pero nosotros no nos decidimos a probar si era cierto o no... Y vosotros... ¿Os animaríais? 
¡Ah!, también llaman la atención las famosas “ouriceiras” unas antiguas construcciones hechas a modo de pequeños muros de piedra formando un círculo, antiguamente alrededor de un castaño, para recoger y almacenar las castañas. Cuando estaban llenas, se tapaban con helechos mayoritariamente, así se preservaban de los jabalíes, y con el tiempo, los erizos fermentaban, se abrían y era más fácil coger las castañas. 
En resumen: Una de las rutas más bonitas que hasta ahora hemos recorrido y que no dudamos en recomendar que la realicéis en cualquier época del año, incluso, en verano, pues siempre se camina al abrigo de la abundante belleza floral que puebla la zona. 

Y hoy, os dejamos, además de las fotos, un pequeño vídeo con el río Ulla de protagonista:

VER RUTA EN WIKILOC 
VER AQUÍ TODAS LAS FOTOS DE LA CAMINATA 

2 comentarios:

  1. Olá amigo Tony Madureira!
    Tudo bem?
    Como está tudo por aí por Marco De Canaveses?
    Abraço
    Mary Carmen

    ResponderEliminar