lunes, 19 de diciembre de 2016

De Caldas De Reis Hasta A Escravitude, Camino Portugués A Santiago

Esta entrada del Blog Grupo de Andainas Rías Baixas está dedicada a nuestra hija Mary Carmen, gran caminante como sus papás, que estos días está algo malita en El Hospital Universitario Moncloa, Madrid, pero que muy pronto tendrá nuevas fuerzas para seguir El Camino. Bicos.
¿Recordáis que en verano estuvimos haciendo El Camino Portugués A Santiago? Pues no había terminado de contároslo, os había dejado en Caldas de Reis. La siguiente jornada de nuestra peregrinación la comenzamos en Caldas de Reis al pie del Puente Romano sobre El Río Bermaña.
Y en seguida nos unimos a otros peregrinos realizando El mismo Camino.
Como quien no quiere la cosa nos vemos delante de este cuadro con La Iglesia de Santa Mariña de Carracedo y las ruínas de La Casa Rectoral.
A su vera este magnífico cruceiro.
Continuamos camino y, aunque era pleno agosto, podíamos disfrutar de bastantes tramos bajo arboleda lo que nos libraba de los tan temidos rayos de sol.
Los árboles que jalonan la ruta se ven adornados por prendas que los peregrinos van dejando en sus troncos y ramas.
La Iglesia de San Miguel de San Migel de Valga también es testigo de nuestro pasar.
El agua de esta fuente y lavadero nos refrescó, externamente, de los calores del camino.
Aunque no pudimos probarla porque un cartel al efecto nos lo desaconsejaba.
Fijaos qué preciosidad de crucero nos encontramos a la salida de Pontecesures.
Formando un bonito conjunto con La Iglesia de San Xulián de Requeixo.
Poco después el caminante tiene que cruzar la vía del tren.
Para llegar hasta las inmediaciones de este puente sobre El Río Ulla.
Y que nos conduce hasta Padrón en donde damos un primer saludo al premio Nobel de Literatura Camilo José Cela.
Admiramos la imponente estructura del Convento del Carmen en su atalaya sobre la ciudad.
Conocimos El Pedrón sobre el que se asienta la leyenda de la llegada de Santiago Apóstol a estas tierras y que da nombre a la villa.
Caminamos al pie de La Colegiata de Iria Flavia.
Y nos despedimos de Cela en la tumba que allí se encuentra.
Nos gustó encontrarnos con la estampa de este molino.
Y estos hórreos en Tarrío.
Y en Vilar las vías del tren vuelven a ser testigos de nuestro caminar.
Y poco después seremos recibidos por la belleza de las torres de La Iglesia de A Escravitude en donde dimos por finalizada la etapa..

2 comentarios:

  1. Muy bien las fotos preciosas son de mucha ayuda.Gracias

    ResponderEliminar
  2. ¡Muchas gracias por la visita y el comentario!

    ResponderEliminar